Cómo aplicar la siembra conjunta en la huerta orgánica

La siembra conjunta o la asociación de cultivos es una de las formas más fáciles y naturales de preparar tu huerto para el éxito. Hay muchas cosas que contribuyen al éxito, como una buena tierra, la luz solar adecuada y el riego oportuno. Pero una de las cosas que a menudo se pasa por alto es la práctica de la siembra en compañía. Hoy veremos qué es la siembra conjunta y cómo asociar cultivos para obtener mejores cosechas.

siembra conjunta asociación de cultivos

Lo bueno de la siembra conjunta

Lo que se cultiva en un lugar del jardín o la huerta puede tener un gran impacto en la salud y el rendimiento de otra planta. Cuando las plantas hortícolas se cultivan cerca de plantas con las que son compatibles, se producen cosas buenas.

Algunas plantas se benefician de los nutrientes que aportan al suelo sus plantas compañeras. Otras se benefician porque sus compañeras ayudan a disuadir y ahuyentar las plagas.

Además, las plantas acompañantes también pueden proporcionar apoyo o sombra a una variedad compañera cultivada en las proximidades. Por ejemplo, cultivar una mezcla de lechugas debajo de las tomateras a mediados del verano.

Las tomateras ayudan a dar sombra a las lechugas durante el calor del verano. Mientras tanto, el cultivo de lechuga actúa como un mantillo vivo. No sólo conserva la humedad del suelo para las tomateras, sino que también ayuda a mantener alejadas las malas hierbas.

El lado no compatible de la siembra conjunta

Desgraciadamente, algunas plantas también pueden tener un efecto negativo sobre otras cuando se plantan cerca. Y esto puede suponer un gran problema para su bienestar y productividad.

¿Qué tipo de problemas? Bueno, para empezar, algunas pueden atrofiar el crecimiento de las raíces y el follaje de otras plantas hortícolas cuando crecen cerca.

Otras, por su parte, pueden atraer plagas no deseadas a una planta cercana que pueden limitar gravemente las cosechas.

Conceptos básicos de las plantas acompañantes

siembra conjunta

¿Por dónde se empieza cuando se trata de los fundamentos de la siembra conjunta? Todo empieza por hacer un balance de todo lo que vas a cultivar.

A continuación, tienes que tener un poco de conocimiento sobre qué plantas van mejor cerca de otras y cuáles no. (Más abajo en este artículo hemos incluido información básica como asociar las plantas).

A partir de ahí, puedes crear un plan de cultivo utilizando los principios básicos de la plantación asociada. Estos principios básicos pueden preparar el terreno para obtener plantas más sanas, un mejor crecimiento y mayores cosechas.

Y esos fundamentos van mucho más allá de la simple plantación de plantas hortícolas acompañantes. Muchas hierbas y flores pueden y deben ser cultivadas en la huerta también por sus beneficios positivos para las plantas vegetales cercanas.

Cómo asociar cultivos en el huerto

asociar cultivos en el huerto siembra conjunta

Las caléndulas son una de las mejores plantas de compañía en el huerto. Repelen una amplia gama de plagas del huerto, y pueden sembrarse y cultivarse fácilmente entre las hileras de tu huerto para una protección sencilla y sin cuidados.

Resulta que muchas plantas anuales y hierbas no sólo son hermosas y fragantes, sino que también son excelentes para repeler las plagas comunes del jardín.

Con todo esto en mente, aquí hay un vistazo a algunas de las mejores asociaciones entre las plantas vegetales comunes.

Tomates y pimientos

Estos dos favoritos del huerto son maravillosos para cultivar cerca o con coles, zanahorias, cebollas, ajos, lechugas y espárragos. Pero si realmente quieres ayudar a tus tomates a crecer, planta albahaca cerca.

La albahaca es bien conocida por ser un disuasivo natural contra los gusanos del tomate, los pulgones y los escarabajos. Además, se cree que cultivar albahaca cerca de los tomates también ayuda a mejorar su sabor. Otra ventaja de cultivar albahaca es que puede ayudar a repeler los mosquitos.

Evita siempre plantar pimientos y tomates cerca de las plantas de patata ya que las plagas y las enfermedades pueden compartirse y propagarse fácilmente entre las plantas.

Guisantes, maíz, pepinos y calabazas

Los guisantes van muy bien cuando se plantan con maíz. Los nativos americanos lo utilizaban como parte del método de plantación de las «Tres Hermanas», plantando juntos el maíz, los frijoles y la calabaza.

Parte de la técnica de siembra de las Tres Hermanas, aquí, los tallos de maíz proporcionan un enrejado vivo para los guisantes trepadores. Mientras tanto, estas ayudan a fijar los niveles de nitrógeno en el suelo para el maíz. Todo ello mientras las enredaderas de calabaza ayudan a mantener alejados a los mapaches y otras plagas, y sus hojas dan sombra al suelo protegiéndolo del sol y conservando mejor la humedad.

Los pepinos y los calabacines también son excelentes cultivos que se pueden plantar junto a los guisantes y el maíz. Otros cultivos que irán bien cerca son las patatas, los pepinos y el brócoli.

Al cultivar guisantes, hay que evitar el ajo y la cebolla. Desgraciadamente, estos dos cultivos frenan el crecimiento de las judías y pueden limitar mucho la cosecha.

Pepinos

Cultiva cerca de legumbres, maíz y rábanos. El maíz funciona muy bien, ya que proporciona cierta protección de sombra a los pepinos y permite que las cepas crezcan y tengan apoyo. 

Evita plantar pepinos alrededor de las patatas, ya que pueden fomentar el tizón en los cultivos de patatas.

Ajo y cebolla

El ajo y la cebolla no sólo van bien con los pimientos y los tomates en la cocina, sino que también crecen bien juntos en el jardín.

Planta las cebollas y los ajos cerca o junto a los tomates, pimientos, coles, zanahorias, lechugas y albahaca. Evitar plantar cerca de guisantes y fresas.

Brócoli

Los miembros de la familia del brócoli se comportan bien cuando se plantan cerca de las zanahorias, y cerca de verduras como la lechuga, la col rizada y las espinacas.

El brócoli y las zanahorias son dos plantas que funcionan muy bien cuando crecen cerca unas de otras. Mantener las caléndulas cerca del brócoli también puede ayudar a reducir las plagas que suelen esconderse en las hojas.

Guisantes

Planta guisantes con maíz, zanahorias, apio, pepinos, rábanos, tomates y nabos. Evita plantarlos con cebollas, ajos y chalotas.

No plantes directamente cerca de las plantas de la familia de las solanáceas, como las patatas, los pimientos o los tomates.

No cultivar plantas de la misma especie juntas

Cultivar muy cerca plantas de la misma especie, como por ejemplo, tomate junto a tomate cherry, o calabaza y zuchinni, puede traer problemas en las cosechas.

Lo que generalmente sucede en estos casos es la polinización cruzada, esto significa que se pueden “cruzar” obteniendo un fruto hibrido, una mezcla en entre dos plantas.

Esto pasa por que los insectos polinizadores llevan el polen de una flor a otra sin importar de qué especie se trate, entonces al estar las flores muy cerca se produce esta mezcla, resultando en una cosecha un tanto distinta a la esperada.

Plantar caléndulas en la huerta

calendula siembra conjunta

Hay muchas flores anuales que pueden ayudar a repeler las plagas. Las primeras de la lista son las caléndulas. Pero otras, como el aliso, las zinias y las capuchinas, también hacen maravillas.

Las caléndulas pueden ayudar a proteger contra todo un elenco de plagas del huerto. Esto incluye pulgones, nematodos, gusanos del tomate, chinches de la calabaza e incluso gusanos de la col. Ver: Cultivo de caléndulas en el huerto

Y lo que es mejor, también ayudan a mantener alejados a los conejos, los ciervos y las ardillas gracias a su fuerte olor. Pero si eso no es suficiente, considera que las caléndulas también atraen a todo tipo de polinizadores beneficiosos con sus hermosas floraciones.

Las abejas de la miel, las mariposas y las avispas adoran las llamativas flores y el dulce néctar que producen las caléndulas. Y las caléndulas son una de las flores anuales más fáciles de cultivar.

Puedes aprender mas sobre este tema: Cómo hacer asociaciones de cultivo en la huerta orgánica.

Por probar la siembra conjunta en tu huerto este año. Y por cultivar el mejor jardín de todos los tiempos.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *