Sembrar y cultivar Arándanos rojos de manera orgánica

La planta de arándano rojo (Vaccinium) es un arbusto frutal perenne y fácil de cultivar que tienen un gran sabor fresco o en conserva. Aunque son algo similares a los arándanos azules, su sabor es mucho más dulce y son perfectos para comerlos frescos en el jardín. En este artículo veremos como sembrar y cultivar arándanos rojos de manera orgánica y todos sus cuidados.

sembrar y cultivar arándano rojo

¿Dónde crecen los arándanos rojos?

A diferencia de muchas otras bayas, los arándanos rojos crecen en temperaturas frías. Se sabe que las plantas sobreviven a temperaturas de hasta -15 grados Celsius y necesitan un mínimo de 800 horas de frío para producir bayas.

Estos requisitos de horas de frío son los mismos que los de la mayoría de las variedades de arándanos, que también necesitan inviernos frescos y un periodo de inactividad para prosperar.

Dónde y cuándo cultivar arándanos rojos

Elige un lugar con plena luz solar; estas plantas disfrutan de mucha luz solar, con una media de seis a ocho horas al día. También crecen bien en sombra parcial, pero la luz solar plena favorece las cosechas más grandes.

Una cosa diferente de las plantas de arándano rojo es que prefieren crecer en suelos muy ácidos. Antes de plantar, es mejor comprobar el rango de pH actual y ajustarlo como sea necesario.

Estas plantas crecen mejor con un rango de suelo entre 4,2 y 5,2. Si tu suelo es demasiado neutro o alcalino, el azufre de jardín es una forma de bajar el rango de pH.

Prefieren crecer en una tierra esponjosa y suelta, libre de cualquier piedra o residuo que pueda bloquear el crecimiento de las raíces. Antes de plantar, asegúrate de añadir materia orgánica a la tierra, como compost o un estiércol bien descompuesto.

Yo suelo utilizar una mezcla de tierra compuesta por compost, musgo de turba y arena. En este caso, el musgo de turba hará que la tierra sea más ácida, precisamente lo que tus plantas quieren para un crecimiento ideal. Otra opción es utilizar mantillo de corteza de pino, que aumenta la acidez de la tierra.

Recuerda que estas plantas son originarias de los climas fríos del norte, que se extienden por los países escandinavos. Así que, si tienes inviernos fríos, no te preocupes; estas plantas lo soportan.

Cómo sembrar arándanos rojos

sembrar arándanos rojos

La siembra no es precisamente el método mas fácil y demora mucho tiempo en crecer, pero puedes intentarlo. Elige semillas de un fruto bien maduro, extrae la semilla y déjala reposar 24 horas en un vaso con agua, esto hará que la pulpa salga fácilmente.

Elige un lugar a pleno sol con un suelo bien drenado y muy ácido con un pH de 4,2-5,2.

Coloca las semillas en el suelo dejando un espacio de 30-45 cm entre cada una y de 1 metro entre las filas.

Prepara el lecho removiendo la tierra hasta una profundidad de 15 a 20 cm, eliminando cualquier resto y rastrillando ligeramente hasta que esté lo más nivelado posible.

Recuerda mantener siempre la humedad del suelo, riega con poca agua pero todos los días hasta que comiencen a crecer, luego reduce el riego a día por medio.

Sembrar en maceta: puedes sembrar arándanos rojos en maceta, lo ideal es escoger una grande, de unos 20 litros, así evitarás tener que trasplantar más adelante.

Cómo cultivar arándanos rojos

cultivar arándano rojo

El mejor momento para plantar arándanos rojos es la primavera, cuando ya ha pasado el peligro de las heladas.

Al cultivar arándanos rojos en el jardín, hay que tener cuidado, porque se extienden como una cubierta vegetal, extendiéndose como las plantas de fresa. Debes plantar esta planta en un lugar que les proporcione un amplio espacio para crecer y extenderse, asegúrate de separar las plantas de 30 a 45 cm entre cada una.

A continuación, cava agujeros que tengan dos veces el tamaño del cepellón de las plantas de arándano rojo que tengas disponibles.

Coloca tu planta de arándano rojo en el agujero, asegurándote de que el cepellón esté nivelado con la tierra. Rellena el agujero con tierra, presionando firmemente el suelo en el agujero. Luego, riega en profundidad, lo que ayuda a sellar las bolsas de aire alrededor del cepellón.

Después de regar, puedes color mantillo alrededor de la planta. Esparcir una capa de mantillo de entre 5 y 6 centímetros por el suelo ayuda a retener la humedad y a reducir las malas hierbas del jardín que compiten por los nutrientes.

Cosecha de los arándanos rojos

cosechar arándanos rojos

Los arándanos rojos producen dos cosechas: a finales del verano y a principios del otoño. Cuando las plantas empiecen a producir bayas y a madurar, debes cubrir los arbustos con una red antipájaros, pero no dejes que la red llegue a las bayas. A los pájaros les encanta comer estas bayas.

Espera a que los arándanos estén firmes y completamente rojos antes de cosecharlos. La mejor manera de recoger los arándanos rojos es a mano o con un rastrillo de arándanos que también se suele utilizar para recoger arándanos silvestres.

Suele ser una recolección tediosa porque las bayas son pequeñas, pero un rastrillo acelera mucho el proceso.

Los arándanos maduran a lo largo de varias semanas, con diferentes variedades que maduran a intervalos durante la temporada de fructificación.

Una vez cosechadas, es mejor almacenarlas entre 0-5 C (en el frigorífico). A diferencia de otras bayas, éstas se conservan de 8 a 12 semanas en el frigorífico, por lo que no hay que apresurarse a utilizarlas o congelarlas.

También se congelan bien para su uso posterior. Yo suelo congelar todos mis arándanos rojos en una sola capa sobre una bandeja y luego los paso a una bolsa de plástico.

Cuidados de las plantas de arándano rojo

cuidados del arándano rojo

Las plantas de arándanos rojos necesitan un riego regular cuando están en su temporada de crecimiento. Riega cada dos días si no llueve o un poco todos los días si hace calor.

Una vez que la planta se ha establecido, se puede reducir el agua necesaria a la mitad, pero la consistencia es la parte más crucial del riego.

Riega durante las primeras horas de la mañana para que el follaje tenga tiempo de secarse antes del calor del día. O al final del día pero sin mojar el follaje, hazlo directamente en el suelo.

No debes podar estos arbustos en los primeros cinco años, salvo para eliminar las ramas muertas. Elimina las flores en el primer año para reforzar su crecimiento; esto indica a la planta que deje de centrarse en la fructificación y siga creciendo.

Cuando llegue al sexto año de crecimiento, recorta, dejando sólo las ramas más vigorosas a principios de la primavera. Esto hará que tus plantas sigan creciendo bien durante los próximos años.

Cuando se acerque el otoño y el invierno, deja de regar, a menos que el suelo esté extremadamente seco. Es conveniente que las plantas entren en letargo, y aplicar una capa gruesa de mantillo cuando el suelo se congele en otoño para evitar daños en las raíces.

Plagas y enfermedades del arándano rojo

Dos de las enfermedades más comunes que sufren las plantas de arándano rojo son la mancha bacteriana de la hoja y la botritis.

La mancha bacteriana de la hoja comienza con pequeñas manchas que se agrandan y se vuelven angulares, y puede afectar también a las cabezas de las flores.

La botritis es una enfermedad fúngica que provoca la formación de un moho gris en las flores, las hojas, los tallos y los capullos de la planta.

El tratamiento de estas enfermedades es diferente, pero para ambas debes eliminar siempre las plantas infectadas y evitar el riego por encima de la cabeza, que es una de las vías fundamentales de transmisión de la enfermedad en tu jardín.

En cuanto a las plagas, los arándanos rojos se enfrentan con frecuencia a pulgones, cochinillas y moscas blancas.

Fomentar los enemigos naturales es una de las mejores formas de combatir cualquier plaga del jardín; prueba a liberar escarabajos y avispas parasitarias que se encargan de diversas plagas.

Los jabones insecticidas y el aceite de neem son dos opciones orgánicas si las infestaciones acaban siendo graves en tu jardín.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *