Cómo multiplicar un Rosal a partir de esquejes (tallos)

¿Tienes un rosal y quieres tener más plantas? ¿Te regalaron tallos de rosas y no sabes cómo hacer para plantarlos y hacer una nueva plata? No te preocupes, en este artículo te enseñamos cómo hacer esquejes de rosa para propagarla fácilmente de manera orgánica, veremos todos los pasos para multiplicar un rosal en macetas o en el suelo del jardín.

cultivar esqueje de rosa

Cuándo tomar los esquejes de rosa

Si haces una búsqueda rápida en Internet, encontrarás que hay sitios web que recomiendan tomar los esquejes a finales del invierno o principios de la primavera.

Otros sugieren que el verano es el momento adecuado. También hay quienes aseguran que el otoño es el momento ideal, mientras que otros afirman que el otoño es el peor momento.

En otras palabras, ¡hay mucha información contradictoria! Lo cierto es que el momento ideal depende de la ubicación, el clima, los objetivos y las circunstancias.

Técnicamente, los esquejes se pueden enraizar en cualquier momento de la temporada de crecimiento, pero el mayor éxito se obtiene cuando las condiciones son suaves, ya sean frescas o cálidas.

cuándo cortar esquejes de rosa

Las heladas no son adecuadas, y el calor sofocante, cuando las plantas están estresadas, tampoco es un buen momento. Esto nos lleva a la primavera y el otoño en la mayoría de las zonas templadas, así como al invierno en las regiones que no sufren heladas.

Muchos expertos recomiendan hacer esquejes en otoño, después de que las flores de la planta se hayan marchitado. Este es el momento en el que he tenido más éxito, pero tienes que mantener los esquejes en el interior y vivos durante todo el invierno si sigues este camino, así que tenlo en cuenta.

Si quieres enraizar tus esquejes directamente en el jardín, tómalos en primavera, una vez que haya comenzado el nuevo crecimiento.

Según mi experiencia, los esquejes de rosas iniciados directamente en el exterior tienden a despegar más rápidamente que los que se inician en el interior y se trasplantan luego.

Quizá sea porque han tenido más tiempo para adaptarse a tus condiciones, y no tienen que lidiar con el choque del trasplante del interior al exterior.

Preparación de los esquejes

preparar esqueje de rosa

Antes de acercar tu cuchillo a la planta, asegúrate de que tomas el material de una planta sana. Evita cualquier cosa que muestre signos de óxido, moho, hongos, plagas de insectos o cualquier otro tipo de enfermedad.

A continuación, no cortes tallos viejos y leñosos ni material blando y extremadamente flexible. El crecimiento nuevo suele ser rojo o morado. Un poco de crecimiento rojo (o joven) está bien, pero asegúrate de que la mayor parte del tallo es verde donde piensas cortar.

Técnicamente, se pueden tomar esquejes tanto del crecimiento duro como del joven, pero ninguno de ellos suele enraizar tan bien, según mi experiencia.

Toma un trozo de unos 15 cm de una zona con un crecimiento tan grueso como un lápiz, utilizando un cuchillo afilado o unas tijeras de podar que se hayan limpiado antes de su uso. Haz el corte en un ángulo de 45 grados. Repite la operación según sea necesario.

preparar esqueje de rosa

Mientras trabajas, lleva contigo un tarro lleno de agua y pon inmediatamente los esquejes en él. Planea plantar tus esquejes el mismo día que los recortes, y asegúrate de poner los tallos cortados en ese frasco de agua mientras sigues los pasos a seguir si estás trabajando con más de uno.

Elimina la flor muerta, cualquier rama que pueda tener y la punta del tallo hasta el primer conjunto de hojas sanas, elimina todas las hojas de la mitad inferior, dejando dos o tres conjuntos de hojas intactas.

Plantar los esquejes de rosa en maceta

plantar esquejes de rosa en maceta

Rellena las macetas con tierra para macetas o tierra de jardín. Llénalas hasta borde con esta mezcla, y luego haz un agujero en el centro de cada maceta con un palillo o un lápiz.

Coloca un esqueje en su lugar de forma que la mitad del tallo quede cubierta por la tierra. Reafirma el medio a su alrededor y riega a fondo. Si la tierra se ha asentado tras el riego, añade un poco más.

Ahora, es el momento de cubrir los esquejes. Hay muchas opciones para crear un mini-invernadero sobre tus esquejes de rosa.

Puedes cortar los dos tercios del fondo de una jarra de leche o una botella de refresco y colocarla sobre el esqueje. O bien, puedes colocar unos palillos en los bordes del recipiente y poner una bolsa de plástico trasparente por encima.

El objetivo es crear una situación en la que la humedad se mantenga en la tierra y el aire alrededor de los esquejes mientras echan raíces.

Coloca los esquejes de rosa en un lugar en el que reciban al menos ocho horas de luz solar indirecta, pero no los pongas en un lugar en el que reciban luz directa. Esto quemará las plantas y morirán antes de empezar a enraizar.

Comprueba todos los días que tus nuevas plantas tienen suficiente humedad en el suelo. Como están cubiertas, no deberían necesitar agua adicional cada día, pero es conveniente comprobarlo para estar seguro.

Después de seis a ocho semanas si plantaste en primavera, o hasta 12 semanas si lo hiciste en otoño, es de esperar que veas un nuevo crecimiento y, si das un pequeño tirón a un esqueje, se resistirá si ha enraizado con éxito.

Retira la cubierta y deja que la tierra se seque un poco durante la siguiente semana o dos, para acostumbrar a las plantas a las condiciones normales de crecimiento.

Trasplantar esquejes de rosa

trasplantar esqueje de rossa

Si decides enraizar tus plantas en el interior, con el tiempo querrás sacarlas a tu jardín. A continuación te explicamos cómo hacerlo.

Para endurecer las plantas, sácalas al exterior durante una hora y ponlas en un lugar protegido. Luego, vuelve a colocarlas de nuevo en el interior. Al día siguiente, dales dos horas en el exterior.

Al día siguiente, dales tres. Sigue añadiendo una hora hasta que la planta pueda estar en el exterior durante siete horas. Al día siguiente, puedes plantarla.

Cuando hayas endurecido los esquejes enraizados, prepara la tierra. Añade una buena cantidad de compost a la tierra porque ayuda a mejorar el drenaje, la retención de agua y la nutrición.

Retira con cuidado el rosal de su recipiente si no lo has plantado en uno biodegradable.

A continuación, cava un agujero del doble del tamaño y la profundidad de tu maceta o cepellón biodegradable y colócalo en la tierra. Reafirma la tierra a su alrededor y cúbrela completamente con tierra y riega con bastante agua pero sin hacer charcos.

Finalmente, coloca una capa de mantillo orgánico al pie del nuevo rosal para proteger el suelo del sol y retener mejor la humedad.

Plantar los esquejes de rosa en el exterior

plantar esqueje de rosa en el exterior

Esencialmente, hay que mantener los tallos cortados vivos en un poco de agua después de retirarlos de la planta y luego cubrirlos para crear un entorno cálido y húmedo, similar al de un invernadero, mientras se establecen en el suelo.

La mayoría de la gente opta por hacer este proceso en primavera, después de que haya pasado la última fecha de helada prevista, pero si vives en un lugar donde no hiela en invierno, también puedes hacerlo en otoño.

El primer paso es asegurarse de que tienes el tipo de suelo adecuado para las rosas. ¿No estás seguro de tener lo que hace falta? Consulta nuestra sencilla guía para empezar a cultivar rosas de manera orgánica.

A continuación, elige un lugar sombreado, no querrás que el sol directo incida sobre los esquejes.

Cava un agujero de al menos 15 cm de ancho y 10 cm de profundidad para plantar cada esqueje. Coloca los tallos en el agujero y rellénalo con tierra de jardín para que todo quede bien sujeto.

A continuación, coloca una cubierta sobre ellos. Si vives en una zona bastante húmeda, puedes prescindir de ella. Puedes usar botellas de refresco plásticas o hacer un pequeño techo con nailon trasparente.

Si hace demasiado calor, retira la cubierta. ¿Qué es demasiado calor? Estoy hablando de más de 30 °C.

Durante los próximos meses, debes comprobar el estado de tus esquejes todos los días. Si la tierra se siente seca, añade más agua. Rocía los esquejes con agua a diario si notas que el interior de tu cubierta se está secando.

También puede ser de interés: Cómo cultivar Hortensias a partir de esquejes.

Una vez que la planta haya echado raíces, retira la cubierta y deja que se adapte durante una semana. Recuerda que sabrás que ha enraizado si le das un suave tirón y el esqueje se resiste o si vez nuevas hojas creciendo.

Aprende más sobre el cultivo y cuidado de las Rosas

Poda de rosas, cuándo y cómo podar un Rosal

¿Por qué los Rosales no florecen? motivos y soluciones

Cómo cultivar un Rosal de manera orgánica

Cómo cultivar Rosas en maceta de manera orgánica

Cultivar Rosa del desierto y sus cuidados

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *