Cómo sembrar y cultivar Pitahaya de manera orgánica

¿Buscas una planta exótica para cultivar en casa? No busques más, la Pitahaya (Hylocereus undatus) o fruta del dragón es una excelente planta frutal fácil de cuidar. Su fruto es delicioso y muy nutritivo, en este artículo vamos a ver como reproducir, sembrar y cultivar pitahaya de manera orgánica.

cultivar pitahaya

¿Qué es la Pitahaya?

La pitahaya es una gran planta cactácea que crece a gran altura, con ramas gruesas y suculentas, y produce frutos de color rojo o amarillo intenso.

La fruta de la planta de pitahaya (llamada fruta del dragón, pera de fresa o fruta del cactus) es densa, jugosa y dulce, ideal para comerla cruda, cortarla para incluirla en las ensaladas o mezclarla para hacer batidos o helados.

Por si fuera poco, las plantas de pitahaya también producen algunas de las flores más grandes del mundo, a menudo denominadas «cereus de floración nocturna», que florecen durante una sola noche como preciosas flores blancas y llenan el aire con un aroma tropical único.

Condiciones ideales para cultivar Pitahaya

cultivar pitahaya

Aunque la pitahaya pertenece a la familia de los cactus, no es como los cactus que se suelen ver en el desierto; de hecho, la fruta del dragón es un cactus subtropical originario de América Central y América del Sur, lo que significa que prospera en entornos suaves y húmedos.

Para cultivar con éxito pitahaya, tendrás que asegurarte de que la planta se mantiene a temperaturas de entre 0 y 32 grados Celsius.

Si tu clima es demasiado frío en el exterior para cultivar pitahaya, también puedes cultivarla con éxito en el interior en una maceta.

La pitahaya necesita pleno sol, así que elige una zona soleada en tu jardín o un alféizar soleado que reciba al menos seis horas de luz solar al día.

Para la tierra, elige una que drene bien (las frutas de pitahaya son sensibles a los «pies húmedos» o a las raíces constantemente mojadas) y que sea rica en materia orgánica. No utilices tierra para cactus, ya que, como plantas tropicales, a las pitahayas les gusta más el agua que a otros cactus y quieren algo que retenga la humedad ligeramente mejor.

Cultivar pitahaya a partir de semillas

sembrar pitahaya

Una forma fácil de cultivar tu propia pitahaya es comprando una fruta en el supermercado y plantando las semillas.

Sin embargo, ten en cuenta que si la cultivas a partir de una semilla, pueden pasar varios años (a veces hasta cinco) antes de que empiece a dar frutos.

Prepara las semillas: Corta una fruta madura por la mitad y saca las semillas negras. Lava la pulpa y separa las semillas y colócalas en una toalla de papel húmeda durante al menos doce horas.

Esparce las semillas de pitahaya por la superficie del suelo y cúbrelas con una fina capa de tierra. No pasa nada si apenas cubres las semillas; no es necesario plantarlas en profundidad.

Riega o rocía el lecho de tierra constantemente, manteniéndolo uniformemente húmedo. Si la tierra tiende a secarse, cubre el lecho de tierra con una envoltura de plástico para atrapar la humedad hasta que las semillas germinen.

A medida que tus plántulas de pitahaya comiencen a crecer y tengan uso 5 cm de alto, acláralas para dar espacio a cada nueva planta, quita las más débiles y deja aquellas que se ven mejor.

Si las cultivas en macetas, trasplántalas a una más grande cuando alcance una altura de unos 20 o 30 cm. Una planta de pitahaya necesitará al menos una maceta de 20 litros para gozar de una salud óptima.

Una vez que tu planta alcance los 30 cm de altura, necesitará un sistema de apoyo para seguir creciendo; después de todo, las frutas pitahaya son cactus trepadores. Coloca un enrejado o una estaca de madera para que tu planta pueda crecer.

Cultivar pitahaya a partir de esquejes (tallos)

cultivar esquejes tallos de pitahaya

Las plantas de pitahaya pueden crecer a partir de un esqueje de una planta madura.

Recorta un esqueje de una planta madura. Con unas tijeras de jardinería, corta con cuidado una rama de unos 30 cm de una planta de ya establecida. Ten cuidado de no cortar demasiado de la planta, ya que si lo haces con demasiada fuerza, se atrofiará su crecimiento.

Corta el esqueje en tres o cinco trozos. Cada uno de estos trozos puede propagar una nueva planta de pitahaya. Asegúrate de que llevas la cuenta de la dirección «hacia arriba» de cada esqueje; cuando los plantes, tendrás que hacerlo en posición vertical para que crezcan correctamente.

No dudes en aplicar un poco de fungicida a cada esqueje para ayudar a prevenir enfermedades, pero no es necesario.

Deja los esquejes en un lugar cálido y seco para que tengan tiempo de curar los bordes. Una vez que las puntas de los esquejes se vuelvan blancas, estarán listos, lo que puede llevar de dos días a una semana.

Planta los esquejes

plantar esqueje de pitahaya

Planta cada esqueje colocando la base uno o dos centímetros por debajo del suelo y presionando la tierra a su alrededor para mantenerlo seguro y erguido.

Asegúrate de plantar el esqueje en la misma dirección en la que crecía la rama original: el extremo más cercano a la base de la planta de fruta del dragón original debe ser el extremo plantado en el suelo, y el extremo más cercano a la punta de la rama original debe sobresalir de la superficie del suelo.

Riega o rocía el lecho de tierra constantemente, manteniéndolo uniformemente húmedo. En tres o cuatro semanas deberías empezar a ver un nuevo crecimiento y un sistema de raíces en desarrollo.

Si estás cultivando tus esquejes en el interior, trasplántalos a macetas más grandes o a un lecho de jardín con el clima adecuado a medida que vayan creciendo.

Cosechar pitahayas

cosechar pitahaya

Una vez que tu árbol de pitahaya ha comenzado a dar frutos, la cosecha es fácil. Busca frutas bien coloreadas cuyas «alas» (las aletas de la piel en el exterior de la fruta) hayan empezado a marchitarse.

Retuerce la fruta con cuidado; si está madura, se desprenderá fácilmente del tallo. No esperes a que la fruta se desprenda del tallo por sí sola; estará demasiado madura.

La pitahaya sin pelar puede durar varios días en temperatura ambiente o hasta dos semanas en el frigorífico. 

Cómo cuidar una planta de pitahaya

Una vez plantada, no necesita muchos cuidados especiales para prosperar:

Agua

La pitahaya necesita un suelo húmedo para imitar su entorno subtropical, así que asegúrate de mantener la tierra uniformemente húmeda y no dejes que se seque por completo. Al mismo tiempo, evita el exceso de riego, ya que a las plantas de pitahaya no les gustan los «pies mojados». 

Podar

Para mantener tu planta libre de enfermedades y que crezca adecuadamente sobre su sistema de soporte, poda las ramas muertas, moribundas, enfermas o sobrecargadas.

Abonar

Durante la temporada de crecimiento, fertiliza tu planta de pitahaya una vez al mes para darle los nutrientes que necesita.

Temperatura

Las plantas de pitahaya no son resistentes al frío ni al calor extremo, así que asegúrate de que puedes mantener tu planta entre los0 y los 32 grados Celsius; alrededor de los 21 grados es perfecto.

También puede ser de interés leer: Cómo sembrar y cultivar Tomate del árbol (tomatillo).

Si su zona es cálida durante los meses de verano pero demasiado fría durante los meses de invierno, lleva tu planta al interior cuando el tiempo se enfríe para mantenerla caliente.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *