Cómo recolectar y almacenar agua de lluvia para regar

Para limitar el desperdicio y conservar los recursos, es importante que cada hogar ponga en marcha una forma de ahorrar agua potable y utilizar el agua de lluvia. Almacenar y utilizar el agua de lluvia es una de las alternativas que permitirá que se desperdicie menos agua potable para regar el jardín. Existen varios métodos de recolección y almacenamiento de agua de lluvia que te permiten hacer grandes ahorros en la factura de agua mientras preserva el medio ambiente, preservando ese bien tan preciado. En este artículo te enseñamos cómo recolectar agua de lluvia para regar la huerta o el jardín.

Primer paso; Equiparse con un tanque de almacenamiento

Hoy en día existen en el mercado tanques diseñados guardar agua, ya sea potable o de lluvia. Estos taques ahorran espacio y es fácil de instalar, este tipo de tanque permite almacenar el agua de lluvia a presión. Puede ser usado para regar el jardín así como para suministrar agua a tu casa.

Puede utilizarse tanto para regar el jardín como para suministrar agua a grifos exteriores no potables, inodoros y otros equipos. Si tienes algo de espacio en tu jardín, un depósito de este tipo es la mejor opción para beneficiarte de una unidad de almacenamiento de agua mientras optimizas el espacio disponible.

El tanque está disponible en una variedad de formas y tamaños. Usualmente vienen de 500, 1000 y más litros. Puedes optar por un tanque horizontal, vertical o elíptico, dependiendo de tus necesidades y de la configuración de tu jardín.

El tanque está equipado con una vejiga que se infla cuando se llena de agua. Una vez lleno, la vejiga se presiona contra las paredes del tanque, evitando que el agua entre en contacto con el metal. La vejiga siempre contiene una pequeña cantidad de agua, lo que evita que la bomba se sobrecargue. Esto evita que la bomba comience a secarse.

El tanque puede ser abastecido con agua por medio de una bomba sumergible o de superficie. La bomba no tiene que ser instalada cerca del tanque. La principal ventaja del tanque de la vejiga es su gran capacidad. También se puede utilizar para almacenar tanto el agua de lluvia como el agua potable. La instalación del tanque, su conexión a la bomba y los diversos accesorios son fáciles.

Usar tanques reciclados para juntar agua de lluvia

Una de las opciones más baratas o incluso gratis es conseguir tanques de plástico, que generalmente se le llaman tarrina. Estas tarrinas usualmente son de 200 litros o un poco más.

Son muy fáciles de conseguir ya que las venden para infinidad de industrias. Pero también puedes comprarlas nuevas a un precio muy razonable. Recuerda que si consigues tanques de este tipo usados debes averiguar para qué fue utilizado, ya que muchas veces contienen químicos, como herbicidas, fertilizantes industriales y de más.

Lo bueno también es que puedes ensamblar más de uno juntos, logrando de esta manera una mayor capacidad para almacenar agua de lluvia. Para esto debes conseguir tanques sin tapa, de los sellados. Estos tanques tienen generalmente dos orificios con tapa rosca, entonces la idea es utilizarlos para conectar a un tanque con otro mediante caños de pvc.

Si no los tanques no tiene agujeros, como muestra la imagen, puedes hacer unos orificios en la parte de abajo y unirlos con roscas para caños de pvc.

Instalar canaletas en el techo

Otro dato importante a tener en cuenta, es bueno instalar canaletas a lo largo del techo para poder aprovechar todo el caudal de agua disponible en el mismo. Dado que si solo lo colocamos debajo y solo le cae de una zona pequeña del techo estaríamos desperdiciando mucha agua.

Puedes comprar canaletas ya diseñadas para recolectar agua de lluvia del techo, pero también si tienes la posibilidad puedes hacerlas tú mismo de forma casera. Un método fácil y económico es usar caños de pvc de 110 mm, entonces lo que debemos hacer es cortar a lo largo del caño dividiéndolo en dos mitades iguales. De esta manera habremos creado dos canaletas bastante largas, estos caños vienen en presentaciones de 2 a 4 metros de largo.

Siempre que se recolecta agua de lluvia de los techos de las casas, se debe colocar una malla muy fina en la entrada de agua al tanque, esto para evitar que el polvo y la tierra del techo entren al tanque, sino luego será un problema cuando se acumule mucha suciedad en el fondo.

Crear un estanque para recoger y almacenar el agua de lluvia

Si no tienes el presupuesto para invertir en un sofisticado sistema de recolección de agua de lluvia, hay formas más fáciles de aprovechar este precioso recurso. Una forma es crear un pequeño estanque en tu jardín para recoger el agua de lluvia.

Después de cavar el hoyo, equipalo con un revestimiento para estanque, que puede obtenerse fácilmente en tiendas de bricolaje y centros de jardinería. Puedes decorar tu estanque como quieras.

Entonces simplemente deja que el agua corra hacia el estanque y tendrás una fuente de agua lista para regar tu jardín. Si te gusta esta idea pincha en este enlace y aprende como hacer un estanque de jardín.

Cómo y cuándo regar el jardín o huerta con agua de lluvia

Sea cual sea la fuente de agua que se use para regar el jardín o huerto, debes hacerlo de manera eficiente para limitar la pérdida de agua. Lo ideal es regar las plantas por la tarde, cuando el sol no de directo en ellas, o por la mañana temprano cuando aún no hay demasiado calor. Estos son los mejores momentos de regar para evitar la evaporación del agua.

También puede ser de interés leer: 9 consejos para iniciar un huerto urbano.

También al regar en esas horas evitamos que las plantas sufran por el calor del sol ya que el agua se calienta un poco, también evitamos quemar a las hojas, ya que las gotas hacen un efecto lupa.

Si te gustó el artículo compártelo en las redes ⇪

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: