Cómo sembrar, cultivar Loto (flor de loto) y sus cuidados

El Nelumbo, comúnmente conocido como Loto o Flor de loto, es una de las plantas de estanque con flores muy populares. Las plantas de loto son conocidas como las joyas del mundo acuático, y son muy simbólicas tanto en la antigüedad como en la actualidad, siendo celebradas por su belleza. En este artículo veremos cómo sembrar, cultivar loto y sus cuidados.

cultivar loto

Descripción básica

Las plantas de loto (Nelumbo nucifera) pertenecen a la familia Nelumbonaceae, una familia de plantas acuáticas con flor, el género Nelumbo, y son nativas de las regiones tropicales de Asia y Australia.

La especie de loto americano es originaria de Norteamérica, donde crece en diversas masas de agua como estanques, lagos o pantanos.

Sólo hay dos especies de Lotos: Loto americano (Nelumbo Lutea) y Loto sagrado (Nelumbo Nucifera).

No es necesario tener un estanque para disfrutar de esta hermosa planta, puedes cultivar loto en macetas también.

Cómo sembrar semillas de Loto

sembrar loto

El mejor momento para comenzar a cultivar loto es a finales de la primavera, cuando las temperaturas son constantemente cálidas.

En primer lugar, recoge las semillas cuando estén completamente secas, con un color marrón oscuro.

Antes de plantar tus semillas de loto, tendrás que romper su cáscara cuidadosamente con un cuchillo sin dañar la carne subyacente.

Sumerge la semilla en agua no clorada hasta que las semillas empiecen a hincharse, a hundirse, y empieces a notar pequeños brotes. Es entonces cuando las semillas están listas para ser plantadas.

Si observas que algunas de las semillas no se hinchan, comprueba si el revestimiento ha sido efectivamente perforado. En condiciones perfectas, el proceso de germinación debería durar unas cuatro semanas.

cultivar loto

Lo único que tienes que hacer es plantarlas en recipientes individuales de unos 10 centímetros de ancho con graba, arcilla o una mezcla de las dos (no uses tierra de jardín).

Luego, añade agua que esté entre 21°C y 27°C y que no tenga más de 5 cm de profundidad.

Cuando los brotes tengan cinco o seis hojas nuevas, puedes trasplantarlos a su ubicación permanente, ya sea un estanque o a una maceta.

Trasplantar loto

trasplantar loto

Si vas a cultivarlo en un estanque puedes poner las plantas directamente sobre el agua en una zona poco profunda donde pueda alcanzar algo de suelo. O puedes usar una maceta con graba y arcilla sin agujeros de drenaje y ponerla dentro del estanque.

Si prefieres cultivar loto en macetas, debes usar dos, una para el loto que contenga graba y arcilla donde se desarrollarán las raíces, y otra que haga como estanque, entonces solo tienes que colocar agua y colocar la maceta con la planta dentro de ella.

Al trasplantar las plantas de loto jóvenes, asegúrate de que la corona esté sumergida en agua de la misma profundidad que en el recipiente anterior.

Cómo cultivar loto

cultivar loto

Luz

Las plantas de loto son amantes del sol y necesitan unas seis horas o más de luz solar directa para desarrollarse. De hecho, obtener una cantidad suficiente de luz solar es una de las necesidades de crecimiento más críticas para estas plantas.

Lo mejor es que te asegures de que tus plantas de loto reciben al menos de 4 a 6 horas de luz solar al día. Lo ideal es colocar las plantas de loto en zonas del estanque donde reciban más de 6 horas de luz solar directa cada día.

Suelo

En cuanto a las preferencias de suelo, debes optar por utilizar tierra hecha especialmente para plantas de estanque, tierra vegetal pesada o arcilla.

Asegúrate de no utilizar tierra de jardín ni nada que incluya musgo de turba o demasiada materia orgánica, ya que este material puede flotar en el agua.

Agua

En lo que respecta a las condiciones ideales del agua, debes asegurar un equilibrio entre las plantas y la superficie del estanque. Se recomienda que las plantas cubran aproximadamente el 65% de la superficie.

También hay que tener en cuenta la profundidad de las macetas que contienen las nuevas plantas. Al principio, coloca las macetas justo por debajo de la superficie y bájalas gradualmente a medida que la planta crezca.

Macetas adecuadas para cultivar loto

Cuando se trata de cultivar loto, los recipientes ideales deben ser redondos, sin agujeros de drenaje y con un diámetro de entre 20 y 35 cm (8-14 pulgadas).

¿Por qué no hay agujeros de drenaje? Las plantas de loto pueden extenderse rápida y fácilmente utilizando los agujeros de drenaje, ya que las raíces pueden escapar a través de ellos.

Hay que evitar los recipientes cuadrados porque pueden dañar los tubérculos cuando empiezan a amontonarse en las esquinas.

Otra cosa esencial que hay que tener en cuenta es utilizar recipientes grandes para que el rizoma tenga suficiente espacio para extenderse. Es preferible elegir una maceta más ancha que una más profunda.

Cuidados de la planta de loto

cultivar loto cuidados

Riego

En realidad no hay que regarlas. Sin embargo, hay algunas necesidades de agua únicas de las plantas de Loto que debes conocer.

Una cosa importante que hay que saber es que no debes abarrotar su estanque con demasiadas plantas. El equilibrio ideal es cubrir aproximadamente el 65% de la superficie del estanque.

Con las nuevas plantaciones, asegúrate de tener en cuenta la profundidad. En concreto, coloca las macetas inicialmente justo por debajo de la superficie y ve aumentando su profundidad a medida que la planta crezca.

Otro aspecto esencial es la temperatura del agua. Las plantas de loto necesitan que el agua de la superficie tenga una temperatura aproximada de al menos 21 °C para empezar a crecer correctamente.

Se recomienda comprobar la temperatura del agua de vez en cuando. Si vives en una zona con un clima frío, puedes utilizar un calentador para tu estanque para mantener esta temperatura y favorecer el crecimiento de sus plantas de Loto.

Poda

La poda es mínima con las plantas de Loto. Por lo general, todo lo que hay que hacer es deshacerse de las hojas flotantes que parezcan poco saludables, especialmente las que muestren signos de un problema de hongos, y cortar las plantas por encima del rizoma después de que mueran al final de la temporada.

Plagas y enfermedades

Hay algunas plagas importantes a las que las plantas de loto son susceptibles, como las plagas chupadoras de savia, las plagas que comen hojas y las plagas del tallo y la raíz.

Varias especies de pulgones alados encuentran muy atractivas las partes flotantes de las plantas de loto.

Los insectos chupadores de savia segregan melaza, por lo que otro signo de infestación es una sustancia pegajosa en la superficie de las hojas de loto. Esta melaza también puede provocar el desarrollo de moho de hollín, que hace que las hojas se vuelvan negras.

Otras plagas chupadoras de savia que disfrutan comiendo en las hojas de loto son la mosca blanca y la araña roja.

En la mayoría de las situaciones, las plagas chupadoras pueden eliminarse fácilmente de las hojas y las flores con un fuerte chorro de agua. Al hacerlo, también limpiarás la sustancia pegajosa que segregan.

El uso de insecticidas químicos puede dañar tus plantas de loto y todo el ecosistema, por lo que es mejor recurrir a productos insecticidas naturales. Ver: Cómo hacer y aplicar insecticidas orgánicos.

Muchas plagas pueden prevenirse manteniendo un entorno limpio y eliminando todos los restos flotantes y las plantas de aspecto insalubre.

También puede ser de interés leer: Tipos de plantas necesarias e ideales para un estanque de jardín.

Tenga en cuenta que los requisitos más importantes que tienen estas plantas para prosperar incluyen mucha luz solar y agua limpia para crecer.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 4 =