Cómo cultivar un Limonero a partir de esquejes (tallos)

La mayoría de los jardineros descubren que una vez que han plantado un limonero, no pueden esperar a plantar más. Si quieres un segundo limonero, ¿tienes que visitar a tu arbolista local y comprar un nuevo árbol joven? No necesariamente. Por eso vamos a hablar de cómo cultivar un limonero a partir de esquejes (tallos).

cultivar limonero a partir de esqueje

Cultivar un limonero a partir de un esquejes en 5 pasos

Sigue leyendo para descubrir el mejor método para cultivar un limonero a partir de esquejes y asegurarte de que tienes limones frescos cultivados en casa durante todo el año.

1. Prepara tu recipiente

Coge un recipiente esterilizado y asegúrate de que tiene muchos agujeros de drenaje.

Llena el recipiente con una mezcla estéril para empezar a sembrar o con una mezcla de arena y turba molida, en una proporción de 50-50 para obtener los mejores resultados.

No recomendamos utilizar tierra de jardinería normal porque podría contener bacterias u hongos perjudiciales.

Si utilizas una tierra con base de turba, recuerda que la turba es un poco testaruda al principio. Sigue añadiendo agua a la mezcla hasta que empiece a mantener la humedad.

2. Encontrar el esqueje perfecto

esqueje de limonero

Los esquejes perfectos son los más fáciles de encontrar a finales del verano. Cuando busques el esqueje perfecto, querrás ver tres cosas.

  • En primer lugar, el esqueje no debe contener frutos ni flores, porque necesitará toda su energía para producir raíces.
  • El esqueje debe tener al menos dos o tres nodos, que contienen las células necesarias para la producción de raíces.
  • Debe tener un aspecto saludable, es decir, no debe presentar ningún daño o enfermedad.

Coge un cuchillo estéril no aserrado y mide unos 15 centímetros desde la punta del esqueje hacia abajo.

A continuación, haz el corte limpio en el tallo. Envuelve el borde del corte en una toalla de papel húmeda mientras te preparas para plantarlo.

3. Cómo preparar el esqueje

plantar esqueje de limonero

En primer lugar, deberás eliminar el exceso de follaje y abrir los nudos de enraizamiento. Quita todas las hojas excepto las tres o cuatro más cercanas a la parte superior del esqueje, y a estas córlalas por la mitad, eso ayuda a que el esqueje crezca más rápido.

Coge tu cuchillo y corta la base del tallo en un ángulo de 45 grados. Haz un pequeño agujero en la tierra previamente humedecida que sea lo suficientemente profundo como para contener los nodos de enraizamiento.

Coloca la base del esqueje en el agujero y apisona la tierra a su alrededor hasta que pueda mantenerse en pie por sí mismo.

Una vez colocado el esqueje en la maceta, debes colocarlo en una zona cálida con mucha humedad.

Para aumentar la humedad, coge una bolsa de plástico y dos palos para hacer una cúpula sobre el esqueje. Asegúrate de que la bolsa está apoyada en los palos, no en el esqueje, y haz unos cuantos agujeros en el plástico para que salga el exceso de humedad.

4. Enraizar el esqueje

enraizar esqueje de limonero

¿Qué condiciones son necesarias para que el esqueje de limonero eche raíces? Los esquejes de limonero son un poco quisquillosos, por lo que tendrás que vigilar de cerca las condiciones de cultivo.

El suelo debe permanecer entre 21 y 36 grados Celsius, lo que significa que tu esqueje de limonero necesita calor constante.

No debes colocar el recipiente bajo la luz directa del sol, sino que debe permanecer en una zona luminosa con mucha luz solar indirecta.

Mantén la tierra húmeda y rocía el esqueje a diario para mantener la humedad alta. También puedes usar hormonas de enraizamiento para acelerar el proceso. Ver: enraizamiento.

Al cabo de unos dos meses, da un ligero tirón al esqueje. Si sale enseguida, es que no ha enraizado. Si se resiste, ¡tienes un buen crecimiento de las raíces!

Además deberás ver nuevas hojas o ramas creciendo como muestra la imagen de abajo, esto es una señal de que el esqueje de limonero está listo para ser trasplantado.

5. Trasplantar tu nuevo limonero

trasplantar esquejes de limonero

Una vez que las raíces hayan crecido de forma decente, es el momento de colocar el esqueje de limón en una maceta normal.

Es aconsejable primero plantarlo en una maceta más grande y cultivarlo en ella durante el primer año. Luego de ese tiempo puedes plantarlo en suelo del jardín.

Coge otro recipiente más grande con buen drenaje, llénalo de tierra para macetas y humedece previamente la tierra.

Retira con cuidado el esqueje de su recipiente original y vuélvelo a plantar en su nuevo recipiente de forma que todas las raíces queden cubiertas por la tierra. Riega el árbol hasta que veas que sale una pequeña cantidad de agua por los agujeros de drenaje.

Mantén tu limonero en una zona con poco viento que se mantenga al menos a 15 grados o más.

Utiliza 1/2 cucharadita de fertilizante 10-10-10 mezclada con el agua cada dos semanas durante el periodo de crecimiento. ¡Disfruta de tus limones!

Condiciones ideales de cultivo y cuidados

cuidar esquejes de limonero

Tu limonero crecerá mejor a pleno sol. Puede tolerar algo de sombra, pero esto reducirá la fructificación. Se encontrará igualmente a gusto en zonas secas o húmedas.

El suelo ideal es un terreno rico y bien drenado, pero el limonero se adapta a casi cualquier tipo de suelo, excepto a los arcillosos.

Sobrevivirá a los suelos que ocasionalmente se mojen en exceso, pero no a los anegamientos prolongados.

En suelos muy arcillosos o en zonas en las que el árbol pueda encharcarse, plántalo en un montículo elevado.

Tu árbol debe estar protegido de los vientos fuertes, ya que las hojas pueden desprenderse fácilmente.

Aunque pueden tolerar algo de frío, todo lo que sea alrededor de -5ºC matará las hojas y puede matar la madera. Las flores y los frutos jóvenes morirán a unos -1°C.

Los árboles cultivados desde un esqueje deberían dar buenos frutos en tres años. Durante los dos primeros años, elimina cualquier fruto que empiece a desarrollarse, ya que puede estresar demasiado a la planta y las ramas pueden no ser lo suficientemente fuertes para soportar su peso.

A los limones les encanta que los alimenten. Asegúrate de abonarlos regularmente a los intervalos recomendados con un abono de liberación controlada equilibrado para árboles frutales.

Mantén el suelo de tu árbol bien cubierto con un mantillo de calidad, como la alfalfa o la paja de guisante. Estos se descomponen con relativa rapidez, añadiendo nutrientes y materia orgánica al suelo.

Artículos relacionados con Limoneros:

Cómo cuidar un Limonero de cuatro estaciones

Por qué los limones no maduran y se mantienen verdes

Cómo y cuándo podar limoneros y otros cítricos

Guía para cultivar Limonero desde semilla y mediante injerto

Cómo cultivar un Limonero en maceta y sus cuidados

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Una idea sobre “Cómo cultivar un Limonero a partir de esquejes (tallos)”